• De acuerdo a lo propuesto en la Instalación 1, en esta ocasión se ha de profundizar en los temas explorados. De este modo entiendo las asimetrías y puntos de tensión como maneras para desestabilizar los objetos y sus formas o composiciones. Por otro lado me resulta interesante proyectar el desaquilibrio en objetos que conforman nuestro día a día: sillas, escritorios, tableros...
     
    En efecto son objetos que fueron creados para brindar soporte ya sea para el cuerpo humano, los objetos de los que nos valemos como estudiantes para estudiar o para expresar nuestras ideas. Es así como me doy cuenta de la monotonía de estos utensilios (cosa que se ve reflejada en los recorridos por el campus) : son siempre los mismos, con los mismos colores, dimesiones y utilidades. Lo que propongo entonces es desestabilizar los objetos de nuestra cotidianidad, desestabilizar de algún modo la rutina.
     
     
  • Entendimiento de la monotonía y cotidianidad como rigidez en los hábitos reflejada en las geometrías de los objetos que usamos: al ser las mesas cuadradas o las sillas perfectamente estables no hay variación en las actividades que realizamos. Surge la idea de deformar y derreteir, de introducir el caos usando los objetos con el fin de alterar sus formas y sus usos o concepciones.
  • La reinterpretación del objeto resulta de una proecupación personal desde épocas previas al ejercicio en cuestión.
  • Primera aproximación espacial del concepto aplicado a un tablero durante un ejercicio de clase: por cuestiones técnicas resulta contraproducente afectar directamente las instalaciones académicas por lo que se procede a implantar una serie de objetos tentaculares a modo de criaturas que inquietan a los espectadores. De cierto modo la rutina se modifica con la implantacion del objeto en el espacio y se está llegando a conmover al espectador de una manera profunda que va más allá de los sentidos.
     
  • La instalación final muestra una silla de un salón de clase que está siendo tragada por el suelo. Se trata de un objeto que nos sirve de soporte totalmente desestabilizado y que está siendo abosrbido por otra superficie que sirve de apoyo: ambos se vuelven inestables y susceptibles de sufrir cualquier alteración no esperada.