Edificio Camacol Carrera 10

  • La carrera Décima, conocida también como avenida Fernando Mazuera o avenida Darío Echandia, es una vía arteria del centro de Bogotá. Fue diseñada y realizada entre 1945 y 1960 con el fin, de ser un atenuante para la movilidad del centro de la ciudad. Sin embargo esta gran obra también represento un hecho simbólico de la historia de la Capital ya que representó la iniciación de una nueva era, “la modernización” de Bogotá. A mediados del siglo XX se empieza a ver una tensión entre tradición y progreso ya que esta obra urbana de gran envergadura tuvo muchas dificultades al pasar de ser una calle colonial de 8m a una avenida de 40 metros. Con el nuevo carácter que se la da a ese espacio de la ciudad, se empiezan a acentuar grandes empresas, bancos y aseguradoras entre otras convirtiéndolo en el centro financiero del país. Consigo arrastra nuevas tecnologías en la construcción de edificios en su mayoría de oficinas de 12 pisos donde el zócalo es comercial, tiene sótanos para los parqueaderos, ventanas grandes y una estructura que permite gran flexibilidad en la distribución que van a tener cualidades como la amplitud y la luz.
     
    Al principio esta vía se perfilaba no solo como la mas importante del momento si no que a su vez la más apetecida, por esta razón aumentaron los precios del suelo y se promovieron proyectos de desarrollo para la urbe; “La carrera Decima, con sus amplias calzadas e imponentes y elegantes edificios, representaba un atajo para la modernidad, el automóvil, la arquitectura moderna y la tecnología industrial” (Niño Murcia & Reina Mendoza, 2010) Sin embargo el crecimiento acelerado y desmesurado de esta vía, las grandes empresas decidieron migrar hacia el norte lo cual hizo que muchos edificios quedaran vacíos y que hoy en día sea una vía despreciada “lejos de su esplendor y de la tormentosa proeza de su parto, comenzó a pudrirse bajo el peso de la inseguridad, el abandono y el desprecio del común de los bogotanos, que veían en ella un embudo de transporte público, contaminación y altas probabilidades de ser atracado.”( La Rotta, 2010)
  • El edificio Camacol fue diseñado y construido por los arquitectos CUELLAR SERRANO GOMEZ, los diseños fueron finalizados en 1961 y la obra se termina en el año 1963. Dos años después se constituye la propiedad horizontal para su venta por pisos. Este edificio cuenta con 12 pisos donde el primer piso esta pensado para locales comerciales y la parte superior para uso de oficinas. Posee dos sótanos que funcionan como parqueaderos y la forma de su planta asemeja a una “T” asimétrica. El edificio que se encuentra en la esquina de la carrera décima con calle 20 fue pensado para tener básicamente dos accesos, el acceso principal a la torre de oficinas y a los locales comerciales sobre la carrera y el acceso vehicular a los sótanos desde la calle 20. 
     
    Básicamente el edificio se compone de dos volumetrías claras, un bloque paralelo a la carrera decima y otro bloque alargado perpendicular a esta. El área de servicios como lo es el punto fijo que consta de tres ascensores, los baños y las escaleras se localizan al costado Sur-Occidental. En cuanto a la estructura, este edificio, al igual que todos los edificios de esta época son de planta libre. Su estructura fue hecha con losas de concreto con sistema reticular cedulado y muros de contención en los sótanos y se complementa con los elementos verticales de la fachada que cumplen su función estructural como fachada portante. Desde el piso 4 al 11 tienen la misma planta, y el piso 3 posee una terraza. Gracias a su morfología, todas las oficinas cuentan con iluminación y ventilación natural. El primer piso exterior esta enchapado en mármol y toda su fachada es amarilla del enchape en piedra de zócalos y dinteles. El lobby de acceso, tiene  una doble altura y esta revestido en granito artificial pulido con juntas de grano de mármol grueso al igual que las áreas comunes y los locales comerciales.