La belleza en el Barroco

  • Introducción: Juan David Guarín
    Capitulo I: Daniel Hernández Botero
    Capitulo II: Nicolás Linares 
    Capítulo III: Sergio Jiménez
    Capítulo IV: Cristian Molina
    Capitulo V: Camilo Garzón 
    Capitulo VI: Ana María Ortiz 
    Capitulo VII: Camila Manrique
  • Introducción: El barroco un periodo viciado por su entorno
     
    El periodo Barroco ha sido considerado como uno de los periodos más polémicos de la historia. Muchas son las opiniones encontradas con respecto a este momento histórico de la humanidad y los componentes del mismo, pues mientras que muchos consideran que es una muestra de arte supremamente elaborada y con una composición técnica importante, mucho otros consideran que es un lapso en donde se alcanza un exceso y se pierden las proporciones en las cosas. En primera instancia, toca tener en cuenta que el termino barroco connota un significado despectivo y peyorativo, utilizado para clasificar  todos los elementos, en especial a aquellos pertenecientes el campo de la cultura, como elementos excesivamente ornamentados y exagerados. El barroco es, además de un periodo histórico de la humanidad, un movimiento cultural importante, que alcanzó a abarcar campos como el de la pintura, la escultura, la música, la literatura y por supuesto, la arquitectura. Todos y cada uno las obras pertenecientes a éste periodo generaron una gran polémica entre la sociedad de la época y las generaciones posteriores, argumentando que se estaba perdiendo los principios de estética y proporción planteados  en el mundo clásico y recuperados en el renacimiento y se estaba llegando a un punto donde se pasaba por alto los parámetros constructivos y compositivos de la época y la funcionalidad de los elementos que componían las obras perdían toda validez. En la arquitectura las columnas jónicas, utilizadas en el templo griego y en el renacentista para sostener una estructura era utilizada para decorar una fachada y en la música el instrumento musical que generaba la melodía y la armonía de las canciones en estos mismos periodos era usado en el barroco para ornamentar algunas secciones de la obra. En este periodo las distintas obras que se realizan pasan de comunicar un mensaje, a ser el mensaje en si, pues se pierde la profundidad conceptual que se expresaba en el renacimiento y se pasa a tener una composición netamente contemplativa y  elaborada. En campos como la arquitectura, se pierden conceptos supremamente poderosos e implícitos en la construcciones renacentistas, como la perspectiva o los ritmos de las distintas partes de la estructura y se pasa a tener una construcción más elaborada artísticamente y más plástica, con conceptos como el movimiento de las fachadas y la tendencia hacia lo infinito. Otro campo en el que ocurre eso es en la música, pues mientras que la música renacentista, en donde las complejas armonías y elaboradas melodías predominaban, mientras que en el barroco el músico se concentra en lo que es la ornamentación de la música y en la escritura idiomática, donde el contenido del texto en la obra es mucho más importante que el ensamble musical con el cual va acompañado éste.
     
    Si bien es cierto que el periodo barroco estuvo caracterizado por buscar el híper realismo y la belleza por medios distintos y en cierto modo alejados de aquellos aplicados en el renacimiento,  toca tener en cuenta que este periodo estuvo 'viciado' por ciertos acontecimientos que se dieron en el transcurso del mismo. “El arte barroco jugó un papel importante en los conflictos religiosos de este periodo” (Historia Universal del Arte). Sin duda alguna, el factor mas importante que toca tener en cuenta es el del resurgimiento de la iglesia católica como institución, en especial después del impacto que tuvo la contrarreforma en Europa. El mayor aportante y promotor económico, de lejos, del movimiento barroco como movimiento cultural fue la iglesia católica, hecho que se nota gran parte de las obras de la época, las cuales contienen un aloto grado de contenido religioso. En parte, gran parte del calificativo de exagerado y excesivo que se le da al periodo barroco, se le puede atribuir a la iglesia católica, la cual buscaba generar una imagen de poder y superioridad ante el mundo por medio  de las elaboradas y virtuosas obras musicales, arquitectónicas, y artísticas entre otras. “Frente a la tendencia protestante a construir los edificios para el culto de una manera sobria y sin decoración, la iglesia católica usó para sus fines litúrgicos la grandiosidad y la complejidad barrocas” (Historia Universal del Arte) .
     
    Es por eso que la gran influencia de la Iglesia Católica sobre las tradiciones culturales europeas del siglo XVI y XVII impide, en cierto modo, ver las obras de arte barrocas como composiciones bellas y con un contenido de una calidad altísima y se convierten, por otro lado, en muestras exageradas del poder institucional y económico de la iglesia católica. “La arquitectura, la escultura y la pintura fueron utilizadas para el prestigio de la autoridad papal e ilustrar las verdades de la fe. En este sentido se puede afirmar que el barroco es la expresión estética de la Contrarreforma.” (Historia Universal del Arte)
     
    Por otro lado, otro campo que juega un papel fundamental en el periodo Barroco y que inevitablemente influye sobre las composiciones del mismo es el campo de la ciencia. En este periodo se encuentran algunos de los pensadores mas importantes de la humanidad, tales como Kepler, Newton o Galileo Galilei  los cuales hicieron aportes como la ley de la gravedad o el heliocentrismo. “El Barroco fue sin lugar a dudas una época de progreso para las ciencias. Galileo contribuyó a la creación de las ciencias naturales modernas, más que nadie, Kepler hizo enormes aportes a a los movimientos planetarios mientras Descartes, Euler, Fermat y Newton hicieron grandes aportes a las matemáticas. Además de ellos se dieron grandes desarrollos en el campo de la ingeniería, la biología y la medicina”.  Gran parte de la belleza del periodo barroco es la aplicación de estos conceptos a las distintas creaciones de la época. Creaciones como la cúpula de San Carlo Alle Quattro Fontane de Francesco Borromini, tienen más allá de generar un ornamento excesivo y exagerado, el fin de plasmar un concepto por medio de técnicas de construcción y de arte supremamente elaboradas. Borromini quiso expresar en esa cúpula el concepto del infinito, un infinito se alcanza a percibir por medio de los sentidos una vez se tiene una vista de la cúpula elíptica hacia arriba y que llega a su “climax” cuando se llega a la linterna potentemente iluminada, dando la sensación que la estructura nunca llega a un final y que la misma se extiende infinitamente. En ésta iglesia y en otras obras más del periodo también están plasmados conceptos científicos como el de las órbitas elípticas planteadas por Kepler. Claramente la ciencia le da un toque de belleza del cual se desconoce a la hora de analizar el arte barroca y le da un contenido mucho más profundo y complejo del netamente ornamentarlo y excesivo del cual se hablaba en la época y que se plantea incluso hasta nuestros días.
     
    Otro sector de la sociedad que llevó a que el barroco fuese un periodo viciado, fue la monarquía. La suntuosidad y el excesivo lujo de los reyes europeos y la nobleza que con ellos se encontraba, llevó a que el barroco se convirtiera en una forma de demostrar y exhibir toda la clase, el linaje y la estirpe que portaba la clase monárquica. Las distintas manifestaciones culturales que se presentaron en el barroco, fueron utilizadas por las distintas monarquías a lo largo de Europa como una forma de mejorar su deteriorada y criticada imagen, donde los mismo buscaban plasmarse como seres sobrenaturales y todopoderosos que eran amados y adorados por su pueblo. “La monarquía utilizó la magnificencia de este arte para poder hacer propagandas que los beneficiasen, ya sea en el arte o en la sociedad.” (Historia Universal del Arte)
     
    Una metáfora que puede resumir a la perfección lo que fue el periodo Barroco, y a la vez, lo que dejo de ser es: “El Barroco es el Teatro del Mundo”. “-La metáfora del “teatro del mundo” recorre todo el barroco, desde finales del siglo XVI hasta muy avanzado el siglo XVIII. Las artes desempeñaban una doble función: impresionar y ofuscar al mismo tiempo para transmitir contenidos ideológicos. El arte del barroco se dirige siempre a los sentidos del espectador. Su pathos teatral, su ilusionismo y el dinamismo de sus formas pretenden impresionar, convencer, provocar un movimiento interior” (Juan Pablo Aschner).Esta metáfora, la cual tiene origen en el auto sacramental Barroco de Pedro Calderón de la Barca, titulada “El Gran Teatro del Mundo”, muestra como el periodo estuvo viciado e influenciado por las distintas clases sociales del momento. “El tema fundamental que articula este auto de Calderón es el de la vida humana como un teatro donde cada persona representa un papel”(Indagaciones sobre las posibilidades dramáticas de El Gran Teatro del Mundo). Como todas las obras de teatro, El barroco tuvo su director y su guionista, un guionista y un director cegado por la venda de la lujuria y la insensatez, que manipuló a la sociedad de la época, principal protagonista de la historia. A pesar del altísimo contenido y calidad de la obra y del impresionante talento de sus protagonistas, la influencia que ejerce el guionista y el director, lleva a que la obra se vea viciada y sobrecargada. El Director de la obra tiene nombre propio, y es la iglesia católica, junto a los distintos guionistas, como lo fueron la monarquía, la burguesía y la ciencia, entre otros.    
     
    El propósito de este tratado es hacer un análisis del periodo Barroco y sus aportes culturales a la historia desde un punto de vista totalmente neutro y sin todas las influencias tanto políticas, como religiosas, como científicas que llegaron a “viciar” la concepción de los aportes de este periodo. En este tratado se va a analizar, desde el punto de vista de la sociedad del siglo 21 cada uno de los campos sobre el cual tuvo cabida el movimiento barroco, y se van a hacer unas conclusiones sobre que tan valido es clasificar los aportes de este movimiento, cuatro siglos después del mismo, como exagerados o excesivos, y se va a buscar un consenso sobre lo que es la belleza en cada una de las obras, tanto artísticas, como arquitectónicas, como musicales, como literarias y en cierto modo científicas.            
  • El Barroco es el teatro del mundo, un teatro cuya obra es dirigida por la lujuria, la egolatría y la irracionalidad de la Iglesia Católica, la cual utilizó la manifestaciones culturales de la época para manipular y controlar a todos los fieles de ese entonces. Esa manipulación por parte de la iglesia y otros sectores de la sociedad nos impide ver LA BELLEZA DEL BARROCO   
  • El Barroco es el teatro del mundo, un teatro cuya obra es dirigida por la lujuria, la egolatría y la irracionalidad de la Iglesia Católica, la cual utilizó la manifestaciones culturales de la época para manipular y controlar a todos los fieles de ese entonces. Esa manipulación por parte de la iglesia y otros sectores de la sociedad nos impide ver LA BELLEZA DEL BARROCO   
  •  
    Capitulo I: Incidencia del barroco en la arquitectura y la pintura
     
    El Barroco como periodo historico marcaria una gran diferencia con su predecesor el renacimiento pues este dejaria atras los ideales presentes durante esa epoca para dirigir sus esfuerzos al conmover e impactar al hombre de la epoca. Es asi que durante el periodo Barroco surgiera una exploracion en el arte de la pintura y la arquitectura que evidenciaria el deseo del hombre por el conmover. Ornamentacion, composicion, la diagonal y el claroscuro son en parte la forma sobre la cual reflexionar para poder llegar a la reflexion del como actuar y asi alcanzar lo que seria el ideal el barroco.
     
    Si el sentimiento colectivo de la epoca era lograr por el medio de hechos y acciones el conmover del hombre pocos caminos resultaban tan efectivos como el de la ornamentacion. Por lo que durante el periodo se haria evidente el extenso uso de este recurso tanto en la arquitectura como en la pintura. Las fachadas anteriormente mas sobrias y neutrales pasarian a ser obras de arte donde se daba gran privilegio a la posible expresividad y naturalidad por encima de la geometria y la logica estructural. Durante el barroco en sus expresiones arquitectonicas como graficas era recurrente la aparicion de esta ornamentacion o decoracion complementaria que buscaba adornar y potenciar imagenes y espacios.
     
    La diagonal como concepto de orden toma fuerza durante el barroco como bien se expone en la arquitectura como principio de composicion y distribucion. Por lo que en muchos casos las edificaciones se desarrollaran en funcion de un eje diagonal donde en uno de los extremos del eje se ubica uno de los acessos, esto privilegiando un acceder y recorrer de la arquitectura donde desde un principio se aprecie el espacio dentro del cono de vision en su totalidad, su majestuosidad y complejidad. En cuanto a la pintura la idea de la diagonal tambien se desarrolla ampliamente entre los artistas alejandose de composiciones anteriores donde se creaba una composicion que giraba en torno a una figura central para replazarla por una de un caracter axial en la diagonal lo que permite junto al efecto del claroscuro categorizar de una manera diferente los aspectos relevantes de la obra.  
  • La luz y por ende su contra posicion la sombra hacen una fuerte presencia en el barroco como  herramienta del conmover. En la pintura se ve constantemente una tecnica conocida como el claroscuro que pretende dramatizar y exaltar las escenas de los cuadros lo que permite hacer un enfasis en los diferentes aspectos que se desarrollan. Mientras que en la arquitectura luz y sombra se articulan en los diferentes espacios generados por el movimiento de muros y retranqueos de fachadas que pretende al igual que en la pintura lograr este efecto del claroscuro que le confiere a los espacios mayores profundidades, jerarquias y riqueza visual. Lo que se traduce en que el claroscuro como potenciador del espacio y una gran forma de impactar.
     
    La composicon en el barroco toma un enfoque diferente al que se daba en el momento pues se expande la exploracion entorno a la circunferencia y lineas curva y discontinua en la arquitectura lo que llevara al desarrollo de espacios misticos donde la curva y sus variantes se articulan junto a los otros aspectos fundamentales del barroco para alejarse de la relativa monotoneidad de la ortogonaleidad y darle campo a espacios emocionantes y complejos. En cuanto a la pintura asi como en la arquitectura el pensamiento se aleja de la geometria simple, la proporcion y la matematica para dar paso a expresiones mas plasticas y libres en su forma.
     
    El barroco en su afan por el conmover se apoyaba en deciciones y acciones como la ornamentacion, la composicion, y la aplicacion del claroscuro y la diagonal. Lo que se reflejava en varias de sus expresiones pero en este caso estudiadas la pintura y la arquitectura. Esta forma de actuar de la epoca busca satisfacer un estilo donde el conmover al hombre era el objetivo maximo por lo que toda decision tomada estaba encaminada a esta meta.  
  •  
    Capitulo II: Una arquitectura de emociones y sensaciones
     
    El movimiento Barroco reúne una serie de elementos y tendencias expresionistas que buscan generar diversas sensaciones a través de su armonía compositiva y sobretodo su monumentalidad. A diferencia del movimiento renacentista, el cual refleja claridad en la totalidad de sus obras, el barroco genera una ambigüedad perceptiva muy valiosa que busca deliberadamente la complejidad.  He aquí una belleza subjetiva o sublime que tiene como principal intención la transformación de Roma  y otras ciudades europeas a lo largo de este auge artístico.
     
    Este plan de transformación estética y urbanística se llevara a cabo por el Papa Sixto V como una respuesta de la contrarreforma.  Muchos dicen que este movimiento es una aberración en todos sus campos y la verdad es que no lo es. Esta visión urbanística determinará para siempre la configuración de Roma, además del embellecimiento de la ciudad. De igual manera, para la Iglesia Católica, este es un proyecto de gran importancia que fomenta la integración masiva de peregrinos en los diversos lugares de culto que se procederá a construir a lo largo de toda la ciudad.
     
    En el barroco el mundo es como un gran teatro y todos representan un papel esencial dentro de el. Es aquí donde la arquitectura se vuelve el escenario principal, el arte y la música el ornamento y las personas lo personajes o artistas. Lo simplista y lo natural pasa a un segundo plano, pues la alegoría y el ornamento son el toque final que conduce a este éxtasis emocional, en donde lo sublime se apropia de la belleza y la muerte se apropia de la vida. Por esta razón, el cambio en la percepción del hombre hace que la arquitectura engañe visualmente al espectador debido al manejo de la forma, la luz y los materiales. 
     
    La verdadera apreciación de este fenómeno cultural recae principalmente en los sentidos.  Por lo tanto, toda obra que sea considerada barroca, genera un impacto emocional que camufla la realidad, haciendo que las cosas sean percibidas e interpretadas de distintas formas bajo un parámetro armónico. En el caso de la arquitectura, esta “ilusión” no solo pretende conectar al individuo con lo místico, sino que también altera su percepción espacial  por medio del manejo de la pintura y la monumentalidad del lugar. A través de elementos constructivos tales como cúpulas o  bóvedas es que se logra este tipo de efecto visual además de la luz y la profundidad que se esté manejando en dicho elemento o detalle. Es aquí donde la arquitectura se convierte en el lienzo y la armadura de la pintura y la escultura y donde la escala aumenta a lo teatral hasta el punto en que el individuo pasa a ocupar un segundo plano dentro de la obra.
     
    Las emociones y sensaciones provocadas por el arte barroco son fruto de la sublimidad del mismo. Podemos decir que lo sublime es una belleza llevada a un grado extremo, capaz de generar en el espectador un éxtasis emocional que sobre pasa su racionalidad, provocando extrema felicidad o dolor. Esta “categoría estética” adopta un papel protagónico en la arquitectura barroca debido a su monumentalidad y ornamentación. Un ejemplo claro es la Basílica de San Pedro y su increíble cúpula, que con el manejo de la luz y del material logra recrear una percepción espacial en donde la profundidad parece ser aun mayor de lo que en realidad es.   
  • La arquitectura Barroca maneja una plasticidad y profundidad espacial muy potente que genera un impacto emocional bastante complejo. Tanto en fachadas como en el interior, la capacidad escultórica y de detalle genera un dinamismo que rompe el concepto ortogonal dándole a cada uno de los elemento de la estructura una importancia única. La escala barroca a diferencia de la renacentista, conlleva una complejidad que sobrepasa los límites de la percepción visual humana, razón por la cual cada pieza arquitectónica se convierte en una obra más del arte barroco.
     
    Al mezclar la pintura, la escritura, la música, la escultura y la técnica, obtenemos la verdadera arquitectura barroca compuesta por elementos constructivos nada novedosos que se rigen bajo los órdenes clásicos del renacimiento, con la diferencia que su composición espacial y evocativa  adquiere una complejidad inimaginable  que le dará un verdadero significado al arte barroco y a la reforma establecida por el Papa Sixto V.
  •  
     
    Capitulo III:  La arquitectura barroca, mas allá de la ornamentación
     
     
    Para aventurarse en una pequeña aproximación de lo que pudo haber sido el periodo barroco en su arquitectura, es necesario comprender los principios fundamentales en los que se basó este periodo arquitectónico.
     
    En primera instancia existieron unos personajes que colaboraron de forma eficaz al desarrollo de una arquitectura llena de elementos, los cuales dialogaban específicamente con un observador, el cual sentía  de diversas maneras como esta arquitectura distorsionaba sus sentidos y proponía sentimientos directamente relacionados con el hombre. Estas sensaciones que proponían las obras arquitectónicas en el barroco llevaba en su interior una serie de componentes que hacían realidad estas manifestaciones emocionales. La primera de ellas era el correcto manejo de la luz. Los arquitectos barrocos eran conocidos por recrear escenarios en donde la luz jugaba un papel fundamental en el momento de proyectar una sensación. Por otro lado los arquitectos realizaban una arquitectura aparentemente desordenada y llena de ornamentos, lo cual para algunas personas es vulgar y ofensivo, sin embargo esto no esta aproximación es completamente errónea, ya que existen plantas arquitectónicas de diversas iglesias representan la conformación geométrica para edificios de la época.
     
    La arquitectura barroca también estaba compuesta por una noción que tiene mucha fuerza, y es la noción de  lo infinito. Los arquitectos del momento tenían en todo momento presente que sus edificios tenían que ser capaces de representar  el infinito, existen ejemplos muy representativos de esta noción, el primero de ellos es la cúpula ovalada de San Carlo Alle Quattre Fontane, que con sus pequeñas dimanaciones logra representar esta noción de infinito a través de una verticalidad del espacio, la cual fue proyectada por el arquitecto   Francesco Borromini en Roma Italia. Otro de los ejemplas más conmovedores e impactantes  es la renovación urbana que llevo a cabo Sixto Quinto, quien en ese entonces era conocido como el papa. La abstracción de infinidad se resuelve creando poderosos perspectivas, que recrean la conexión de establecimientos religiosos de la época.
     
    Para acercarnos a casos más puntuales de la arquitectura barroca es necesario citar un texto (ROTH, 1991). En este texto se resuelven muy bien todas las propuestas que se realizaron  durante el periodo barroco. Existe un fragmento especifico en el cual habla de “Una arquitectura para los sentidos”, en este fragmento Roth argumenta que muchas de las decisiones que se tomaron durante el periodo barroco fueron gracias a la directa intervención de la iglesia, ya que en estos momentos se fomentaba visiones de la religión que no eran amables con las fuertes creencias del catolicismo en Italia. En conclusión la arquitectura barroca define sus principios a partir de una noción religiosa que pretende convencer al observador de un camino, en el cual la iglesia garantiza un porvenir en sus creencias. Si no es tomado este camino la iglesia castiga estas acciones a través de la arquitectura y la escultura, las cuales con sus fuertes imágenes revelan como el ser humano esta eximido de la salvación si no es parte de este fenómeno religioso.
     
    La arquitectura barroca en Italia tiene una propiedades fundamentales que al sumarlas todas logran un efecto emocional increíble. Como podemos ver en diversas obras arquitectónicas, la escultura es un acompañante fundamental de la arquitectura, ya que para producir estos pliegues de los ornamentos de fachada es importante tener  a un excelente escultor, ya que los materias que se proponían en esta época estaban directamente relacionados con su capacidad para ser moldeados y dispuestos de tal forma que desencadenen sensaciones especificas en el ser. Un ejemplo claro es el de  la iglesia de Santa María de la victoria del arquitecto Giavanni Battista Soria y su acompañante escultórico “El éxtasis de Santa Teresa” del escultor Lorenzo Bernini. Este es un ejemplo claro de cómo la escultura acompaña en todos los momentos a la arquitectura.
  • La arquitectura barroca no murió en Europa, a comienzos del siglo XIX existió una migración cultural a Latinoamérica, durante este proceso de migración se trajo una gran variedad artística del barroco, estas migraciones tiene que ver con la colecta de nuevos fieles a la religión católica, la forma en la se llevaba a cabo esta captación de fieles , fue mediante la arquitectura, ya que el lenguaje súper ornamentado y lujoso atraía a las personas a las personas por curiosidad , este barroco latinoamericano logro de formas efectivas la aglomeración de fieles en las iglesias.
     
    La arquitectura barroca en Latinoamérica fue transformándose en una arquitectura tan llena de ornamentos que en algunos casos fue asociada a una diarrea de ornamentos, esto impacto de tal forma a la sociedad latinoamericana que aun estas iglesias se conservan. El objetivo de este tipo de ornamentación era confundir al espectador y tragarlo al interior de sus elementos, ya que el ojo humano no era capaz de concentrarse en un punto específico, esto es producto del exceso de ornamentación que tienen estas iglesias tanto en su fachada como en el exterior. 
  •  
     
    Capitulo IV: Escultura barroca, el híper realismo desproporcionado
     
     
    Si me preguntaran a cerca de la escultura barroca, diría que es un conjunto artístico y teatral, es el drama puesto en escena, es la sobreexpresión de los sentimientos, es ese acercamiento minucioso al realismo extremo y es esa idea de fuerza y monumentalidad.
     
    Sin duda alguna, la escultura barroca es la búsqueda del movimiento, pero no de una forma conformista y sencilla, sino mas bien dinámica y alterada, un poco frenética y siempre regulada por la espontaneidad.
     
    Es una parte conjunta e integrada a la arquitectura, que se muestra como una forma urbana de hacer ciudad, siempre pretendiendo una visión ligada a esas majestuosas obras arquitectónicas.
     
    Es por ello que cuando miro hacia estas obras me doy cuenta de la fuerza de estas figuras, tanto así, que se vuelven una parte esencial  compositiva que no se adapta, ni se agrega, ni mucho menos se ajusta,  sino que se vuelve un complemento unificado y pensado que realmente hace parte de las creaciones arquitectónicas.
     
    A veces pienso y siento al mirarlas, que son obras vivas, que simplemente están posadas sobre bases de piedra, pero que no dejan de estar dispuestas a salir de ellas en cualquier momento.
     
    Aparecen por todas partes, en las calles, en las plazas, en las fuentes y en la arquitectura, enfocadas sobre todo a obtener esa intensidad dramática y persiguiendo el ideal de conmover, que se sustentan en lo más mínimo del detalle.
     
    Es tal el realismo obsesivo en la representación de la figura humana con una objetividad perfecta en todos sus aspectos, que con solo mirarlos se pueden entender todas y cada una de las sensaciones que están viviendo estos personajes: se siente el sufrimiento, como si se esforzaran, como si gimieran o si estuvieran agonizando, la tensión, la fuerza, el dolor, incluso sus cabellos (muchas veces reales), sus ojos (muchas veces cristales) y sus barbas exponen su estado de ánimo. Sus rasgos físicos son casi reales y sus movimientos aluden claramente a una naturalidad. Sus pasiones son exaltadas con este mismo naturalismo figurativo, y sus ropajes casi siempre reales con pliegues auténticos hacen que se sienta más la veracidad.
     
    Es a mi modo de ver el gran patetismo, algo desmesurado que exalta los sentimientos de una manera excesiva. 
     
    Creo que la escultura no es pensada como un objeto estático sino como una escenografía donde los actores están en movimiento y de cierta manera están gritando sus sentimientos, se expresan sin miedo y sin restricciones. La obra inevitablemente está dirigida sobre el espectador y quiere llamar toda su atención, para emocionarlo y conmoverlo profundamente.  
     
    Inevitablemente, me atrevo a pensar que no hubo una sola temática, sino que se albergaron toda clase de temas, desde mitológicos y profanos hasta el más predominante entre ellos, lo religioso, no sé si se hizo a propósito o no, pero la escultura fue un método de expresión propagandístico para la iglesia, debido a que logró reflejar el sufrimiento de Jesucristo en el calvario o la majestuosidad de la virgen María y no solo eso, pues fue una muestra de grandeza que logro imponer la idea de que la iglesia tenia la verdad y el poder. 
      
    Pero en este punto, cabe resaltar que la manera de lograr la intensidad dramática buscada se conseguía apelando a los sentidos del espectador, pues ante todo, el primer y principal objetivo era llegar al público a través de una concepción netamente sublime; alejada de la razón y la lógica que pretenden darle una explicación científica a cada sensación producida por la obra, pero cuando vemos estas obras creo que no queda tiempo ni siquiera de analizarlas simplemente de dejar que actúen por sí solas.
     
    Tal vez una sola palabra albergaría esta idea: conceptismo, ese arte ingenioso que pretende asociar las palabras con las ideas. De esta manera es como el Barroco logra apelar primero a los sentidos, para luego convencer.  
     
    Si miramos cualquier escultura barroca vamos a encontrar elementos muy particulares que causan en nosotros emociones y sensaciones todo el tiempo; si nos damos cuenta tocan todos y cada uno de nuestros sentidos en su lugar más profundo; por ejemplo entran por nuestros ojos a través de sus detalles, contrastes, efectos lumínicos y sobre todo por esa sensación de realidad que nos producen, o a nuestros oídos a través de sus obras magistrales e infinitas de movimiento que parece que nunca terminaran.
     
    Solo me resta por decir y concluir que la escultura barroca fue el predominio del realismo llevado al extremo dentro de una obra teatral de drama.  
  •  
     
    Capitulo V: Escenificación del ideal Barroco gracias a la apropiación de la arquitectura por parte  de la Ópera de los siglos XVII Y XVIII
     
     
    La Ópera se caracteriza por ser el único género musical que realiza una puesta en escena como parte fundamental del espectáculo, es así que gracias a su escenificación logra representar un espacio físico tangible determinado por la música y su rol protagónico. En los siglos XVII y XVIII esta escenografía presente en la Ópera evidencia el afán de exponer los ideales característicos barrocos propuestos a una nueva sociedad.
     
    La Ópera es un drama cantado acompañado de todo tipo de instrumentos y presentado a manera teatral, el cual relata una historia de principio a fin. Gracias a la creación de la Academia Arcadiana en 1700 se logro estandarizar el género en 3 actos divididos en 10 a 20 escenas, las cuales, en la mayoría de los casos, asumían una escenografía diferente y una oportunidad de exposición.
     
    La Ópera en la época Barroca recibía patrocinio eclesiástico, debido a que a la iglesia le interesaba la escenificación de pasajes de la Biblia, al igual que expusieran de manera clara su poder y tradición. De la misma manera que la Iglesia, muchos Reyes y Emperadores decidían apoyar majestuosamente La Ópera.
     
    La interpretación de su utilidad se basaba en exponer a través de la historia el poderío y la influencia del imperio y sus Gobernantes. Tanto así, que la escenografía se convierte en una representación fina de elementos que demuestran estas condiciones; la representación arquitectónica del espacio teatral se convierte en la excusa perfecta para implantar la idea de majestuosidad en el público asistente.
     
    Es importante resaltar la idea de una sociedad cosmopolita característica del periodo barroco, donde gracias a la integración europea que se gesta en el siglo XVIII, se dan a conocer numerosos imperios, los cuales incentivan la idea de competencia entre los mismos para resaltar su grandeza y atributos. Es aquí, gracias a la popularidad de la Ópera y su escenografía en el mundo visual, que se presta como publicidad para los objetivos de una sociedad que no repara en diferencias ni nacionales ni lingüísticas.  
     
    Igualmente, La Arquitectura escenografía se alimenta principalmente de ese afán de la sociedad Barroca por  implementar la idea de que la Arquitectura, entendida como la reunión de artes, debe conmover e incentivar el alma. La Seconda Practica refiere así a la Teoría de los Afectos que tiene como objetivo expresar en la música todo tipo sentimientos, no a manera individual del autor, sino a manera general en la sociedad.
     
    Debido a esta sensación de grandeza que la Ópera implementaba como parte esencial de su espectáculo, aparecen  la exposición de grandes construcciones como palacios, iglesias, y monumentos; los cuales gracias a sus enormes columnas, a sus bóvedas altas, a sus pronunciados arcos, a sus representativos colores y a sus voluminosos espacios vacios; se logra la esencia Barroca representando un ideal arquitectónico que simboliza la idiosincrasia de la sociedad de la época.
     
    En Contraste a esta Ópera seria aparecería posteriormente la Ópera Cómica o Bufa la cual representa una escenificación de la vida cotidiana de una sociedad más realista y objetiva. Es así como deja atrás el objetivo de representar esta ambición aristócrata y eclesiástica de grandeza y  tiende a burlarse controladamente de sus principios. La Escenografía propuesta en este tipo de Ópera adapta el ideal Barroco y lo implanta a su  inigualable manera en las propias calles y componentes de una ciudad ya no ideal, si no real, y lo expone de manera más evidente al público en general. A diferencia de la Ópera seria donde la aristocracia era la única patrocinadora de los conciertos privados y de público muy limitado, la Ópera Cómica propone un evento totalmente abierto al público en general, llevando de esta manera el ideal barroco a las clases menos favorecidas y proliferando unos ideales concretos sin discriminar ninguna condición social. 
     
    Finalmente La Ópera se levanta en la sociedad Barroca con la idea de representación y exposición física de ideales, ya sean generales o particulares, los cuales lanzan la oportunidad de expresar un sentimiento y así lograr el tan anhelado Conmover.
  •  
    Capitulo VI: Rococó, el exceso en su máxima expresión
     
     
     
    El rococó surge como una respuesta ante el hastío de tanta monumentalidad y exageración del movimiento Barroco. Este nuevo movimiento buscaba expresar la excentricidad y el erotismo  de la época, usando figuras decorativas como las rocas, las caracolas, las flores y plantas enredaderas. A diferencia del Barroco, el decoro del rococó se adaptaba a la arquitectura ya planteada  de forma natural, fina y asimétrica.
     
    Lo que realmente se buscaba con el rococó era un camino que conllevara a recuperar el  paraíso, mediante obras que causaran diferentes sensaciones en el espectador al analizar la decoración desbordante que caracteriza a este movimiento.  Al mirar  las obras del movimiento barroco y compararlas con las del movimiento rococó, se puede ver la gran diferencia y entender que esa transición de un movimiento a otro  estuvo acompañada de una actitud nueva hacia la vida, la cual dejaba a un lado ciertos parámetros estructurales y se enfocaba mas en un estilo decorativo ostentoso no solo en los espacios interiores sino en los exteriores también.
     
    El entrar a una iglesia impregnada de esta decoración es toda una experiencia de principio a fin. Todo comienza al ver una fachada simple y sencilla acompañada de ornamentos que engrandecen la obra y que hacen sentir al espectador como una pequeña partícula en el espacio y que a la vez lo invitan a entrar para luego centrar la atención en lo que se podría considerar un cielo en su infinita magnitud decorado con pinturas celestiales. El punto es observar la distribución de los espacios, la cual depende de su funcionalidad y en los cuales predominan las esculturas.
     
    La decoración del rococó logra ser como un tipo de arquitectura parlante, la cual habla por sí sola, cada pieza esta puesta en cierto lugar con un propósito que da paso a un significado. Este tipo de ornamentación tiene un gran parecido a las ramas de un árbol se va mesclando entre el techo y las paredes, es por esto que la  transición que ocurre entre estos dos elementos estructurales se hace imprevisible. Se puede ver una combinación entre esculturas, ornamentos y pinturas que logran recrear un ambiente en un espacio según su uso.
     
    El movimiento rococó  muestra que la finesa y la ostentosidad en el decoro si pueden ir de la mano. Cuando este hizo su aparición en el mundo fue más que todo utilizado por la clase burguesa y aristócrata, quienes buscaban hacer de su casa una pequeña replica de algún palacio ya existente en el que por supuesto llevarían a cabo grandes fiestas para que la obra construida para ellos fuera observada con detenimiento y de esta manera considerada como una de las mejores obras del mundo.
     
    Los ornamentos se caracterizan por tener colores luminosos, pasteles y suaves. Esto influye y ayuda a transmitir los sentimientos ya mencionados anteriormente. Son varios elementos los que se unen para llegar a un punto en el que la obra alcanza una magnificencia indescriptible. Tiene de por si la gran ventaja de contar con expresiones artísticas que conllevan a una inmediata expresión de hechos históricos o sociales que giran en torno a un individuo, y es aquí donde aparece que la obra es totalmente diseñada y compuesta para este y para su uso propio.
     
    Las siguientes imágenes nos muestran lo dicho anteriormente, puedo concluir a partir de estas  que no se necesita saber mucho del rococó para poder entender este movimiento y reconocerlo en ciertas obras, es tan claro y conciso que habla por sí solo. Al ver estas imágenes logre sentir la majestuosidad del espacio, incluso sin estar en el espacio real. Todos los ornamentos me muestran un sentido teatral, inclusive la funcionalidad del espacio juega un papel principal, el conjunto de elementos que conforman el rococó se unen para envolvernos en la original historia que nos quiere contar el lugar.
     
    Por último, cabe concluir que la transición del barroco al rococó fue un gran paso que ayudo a afinar y de cierta manera estilizar los ornamentos y el decoro, aspecto que contribuyo en gran parte al surgimiento del siguiente movimiento llamado neoclasicismo. 
  •  
    Capitulo VII:  Literatura Barroca,  un contenido altamente elaborado
     
    El barroco está basado en las formas clásicas renacentistas que derivan hacia unos exaltados modos de expresión. Es entonces cuando debemos incluir a  literatura como una de las formas  de proliferación de sensaciones más importantes.  Es en ella donde vamos a mostrar el sentimiento de cada uno de los que viven la época, las contradicciones que llenan nuestros días y que ocupan una gran parte de nuestro cuerpo.
     
    Con las debemos ilustrar la estética de nuestro tiempo y en lo poemas plasmar cada historia sombría y alegre que  en  nuestros oídos penetre para que llegue a la tinta de una forma maestra. Nuestra escritura debe ser didáctica y teatral, que se mueva por parajes claros que lleven a callejones desconocidos y mágicos, la tinta debe ser la evidencia nata de una época ostentosa, la cual lleva en ella la muestra de un hombre que vive en extremos.
     
    El barroco es un movimiento universal que abarca todas las manifestaciones artísticas de un determinado periodo de tempo, y entonces las fronteras lingüísticas y literarias son meras ficciones que no limitan en ningún modo la extensión del fenómeno. Es por eso que la literatura se nutre de todas las artes que a ella se le acercan por medio de un contenido denso. La facilidad que tienen los sentimientos de inundar una pintura llega con aun más fuerza a la tinta del escritor, pues es él quien lo lleva dentro y lo puede vivir con cada palabra escrita que refleja el sentir de la humanidad. Los temas de las escultura deben hacer parte también de cada letra pues es una forma de retratar realidades, escribir debe ser u nuevo escenario para mostrar la vida del humano en relación con sus creencias y pasiones.
     
    Cada palabra es una figura retratada, y la unión de estas genera infinitas relaciones. El concepto al cual debemos llegar  plasmando el deseo de amor y la conciencia del fin por medio de la muerte. El deseo de vivir amando antes de llegar a ese temido fin que nos arrebata oportunidades y que llena nuestros momentos de fulgor pues lo sublime es parte de nuestros días. El texto en consecuencia, debe ser la demostración de esta conciencia en nuestra mente, debe estructurarse de una manera clara para poder expresarse con viveza  pasión. Debe entrenarse quien desee compartir pensamientos para quien observe sienta en sus venas lo mismo que quien por primera vez a mojado la tienta en el papel.
     
    El desarrollo especial del arte de la lengua debe ser considerado desde el centro de la imaginación literaria de la visión poética. La poesía debe encarnar el sentir mas profundo, debe revivir el amor a la vida y la conciencia de que algún día este mundo se hallara sin nosotros. Cada verso debe tener u contenido fuerte y lleno de significado donde la forma sea marcada y contundente. Cada formación de palabras y frases debe tener un orden intencionalmente atenuado pues e gracias a ello que se trasmitirá la fuerza de todos los mensajes que en él se impriman. El valor estético es el mismo que todas las artes juntas y en el debe ser visto por los escritores como artistas.
     
    La literatura Barroca debe entonces trascender a otros ámbitos, debe sr guía y debe ser narradora,. Su forma se debe exaltar como se exaltan las grandes catedrales de tiempos antiguos y debe plasmar un estilo eufórico de una época llena de ostentaciones y teatralidad. Teatralidad que debe ser parte del texto como el mismo.
     
    La definición de el barroco va mas allá de una época es también un sentido, una manera de ver las cosas como un ser humano consiente de vivir cada instante, la literatura barroca debe seguir este sentido, debe abarcar toda una idea de tiempo y espacio plasmada delicadamente en un papel pero con toda la seguridad de llegar en distintas formas a el centro del nuevo individuo que recibe no solo un deleite de gran trabajo exigente y de corazón, sino que todo el significado de una apoca que llega a el por medio de la representativa poesía.
     
    La poesía es el mayor representante de nuestro decir, combina en ella la rigurosidad de la forma con la expresividad de las palabras unidas en canción. Palabras unidas que remarcan la teatralidad de los artistas que viven en Barroco, Un movimiento en las frases que muestra la tensión entre los conceptos más opuestos pero que en ella se encuentran y juegan entre si como marcas de la humanidad.
     
    Así pues, es  el deber de cada escritor, levantar sus manos con fuerza y decisión. Es la labor de nuestro personaje escribir cada una de las letras con amor y cada una de las palabras con pasión .Es su deber unir cada frase con lógica y estructura solida, y generar en el papel una forma de conjura que no se puede dudar, una forma que muestre sabiduría y tesón pero que en si misma este lleno de todos los sentimientos del alma y que en ellos se pueda habitar días y días,. El texto que se crea en la habitación de un escritor va a estar lleno de uniones hermosas  y formalmente coherentes.
     
    Es el momento entonces de abrirle al puesta a la inspiración, al dolor, a la alegría, tristeza y desesperación, ala melancolía y ala felicidad. Dejemos que todo llegue a nuestro interior, llenémonos de amor a la escritura y vivamos cada palabra como la ultima para ver en cada frase un pedazo de uno mismo y de la humanidad.