Unidad Intermedia Vivienda [ 7 ] Teoría

  • UNIVERSIDAD DE LOS ANDES
     
    Unidad Intermedia Vivienda
    Teoria
     

     
     
     
     
     
    Descripción
     
    "Este curso busca responder a las preguntas en torno a la teoría del proyecto arquitectónico y urbano desde el significado del Habitar. Es necesario centrar la discusión, de la mano de algunos textos de autores contemporáneos y desde la mirada de otras disciplinas que complementen los saberes propios de la arquitectura. Los casos de estudio son el motor desde el cual se podrá construir una red teórica compleja de preguntas sobre algunos proyectos, arquitectos, soluciones y sus componentes conceptuales. La teoría se debe volver instrumental y que repercuta en el devenir proyectual."
     
    Programa del curso
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
  •  
     
     
     
     
    ALVAR AALTO
     
     
    "La arquitectura moderna no significa el uso de nuevos materiales, sino utilizar los materiales existentes de una forma mas humana"
     
     
     
     
     
  •  
     
     
     
    MEMORIA PROYECTO VIVIENDA
     
     
     
  •  
     
     
    LA VIVIENDA - UN JUEGO FLEXIBLE
     
     
     
    SARA RAMIREZ
    ANGELICA RODRIGUEZ
     
     
    En Fenicia, las familias están compuestas de tan variada forma como en el resto de la ciudad. Allí encontramos hogares unipersonales (jóvenes-estudiantes, adultos, ancianos), parejas, familias nucleares y familias ampliadas, cada uno con diferentes necesidades económicas y formas de suplirlas, una de las cuales es la ejecución de actividades lucrativas dentro de la vivienda. Por otro lado, nos encontramos en el contexto céntrico de la ciudad, donde la oferta de servicios supera la oferta de vivienda, haciendo que la población flotante supere por amplia margen a la de residentes.
     
    De lo anterior surge la preocupación por proyectar viviendas que se adapten a todos los perfiles de habitantes y tengan en cuenta el cambio que los hogares experimentan en el tiempo.
     
    Esto se traduce en viviendas de diferentes tamaños, que se puedan unir y separar, y que tienen la posibilidad de crecer y de-crecer progresivamente, sin comprometer en ningún momento las condiciones de espacialidad y habitabilidad tanto del espacio interior (unidades de vivienda), como del exterior (espacios comunales y públicos).
     
    En el proyecto, lo anterior se logra a partir de un punto fijo que reparte a dos unidades pequeñas en cada nivel y a dos grandes cada dos niveles, posibilitando el crecimiento progresivo de estas últimas al dejar un vacio entre ellas.
     
    Este crecimiento tiene pautas tan sencillas que su desarrollo puede ser un juego, donde piezas habitables (amarrillo y azul) con servicios (gris), se enchufan y desenchufan de una torre articuladora (rojo), materializando la gran cantidad de opciones de composición volumétrica. De esta forma se responde a la multiplicidad de necesidades espaciales de los habitantes, generando un juego de llenos y vacios.
    Así, a partir de esta agrupación básica, en el proyecto se establecen tres relaciones horizontales, el adelante, el adentro y el detrás.
     
    El adelante se manifiesta hacia el espacio público, democrático, incluyente, abierto, que posee la relación directa con los elementos naturales. Está conformado por una fachada abierta paramentada, por la cual se accede al punto fijo que comunica a las unidades (el adentro).
     
    En el adentro, el espacio se transforma pues cada adentro es diferente. Cada unidad alberga la vida privada de las familias, que según sus necesidades y costumbres, muta el espacio y conforma los recintos que quiera. Esto, siempre teniendo en cuenta que son el enlace entre el adelante público (con espacios servidos) y el detrás comunal (con espacios de servicio).
     
    El detrás, proyectado como otro adelante, se establece como un espacio comunal, donde la escala se reduce y produce espacios de encuentro. Estos son conformados por otra fachada, que posee diferentes ángulos y profundidades, creando nichos, núcleos de actividad. En ellos, los niños juegan, sin preocupación de sus padres.
     
    Por último, cuando los espacios vacios que permiten el crecimiento no se han construido, los límites entre el adelante, el adentro y el detrás se funden, pues la unidad (el adentro) desaparece y en su lugar se mantiene un paisaje habitable que permite el contacto directo entre el adelante y el detrás.