LPR - La Cubierta

  • P.U.I. Intervención / 2013-2
    Juan David Cuadros y Juan Camilo Salazar
  • ¿Qué es una cubierta? Con esta pregunta inicia el segundo proyecto, en un principio entendida como el límite de la arquitectura con el cielo, lo que cubre a la misma, una puerta muchas veces cerrada con fines netamente funcionales. Este el es caso del edificio, al igual que el de la mayoría de la ciudad. Sin embargo la misma al abrirse se transforma en un puente, una conexión, que permite al afuera entrar transformando el interior, la arquitectura, la vida misma. Un rincón escondido de la Lonja es muestra de esto, en medio del garaje una pequeña perforación en el suelo del patio, genera una leve luz por donde la naturaleza se introduce, una entrada del mundo al proyecto, nuestro detonante inicial, llevar lo que sucedía tímidamente en el rincón del sótano al resto del proyecto.
  • Al ver un árbol se puede observar como su copa, su “cubierta”, es el puente entre el mundo y sí mismo, permitiéndole captar el exterior para transformarlo en energía. Eso es lo que la cubierta a través del elemento es en nuestro proyecto, el tubo se conecta con los pisos inferiores a partir de perforaciones, a donde llega la nueva pieza. Es la primera acción para traer el “afuera” al edificio. Siendo el tubo una gruta que mira desde el interior al cielo y viceversa, comunicando los primeros pisos con los superiores, llevando el espacio publico a la cima de la Lonja de Propiedad Raíz. La intención es que la cubierta sea en un principio, fruto de la entrada  del mundo al proyecto, expandiéndose posteriormente al resto de pisos
  • El afuera entrando, genera una luz que se degrada a través del desarrollo vertical del espacio. Esta luz se enfrenta con el vértigo de la ventana al cielo, que genera la vista desde el primer piso. Se recrea así la atmósfera de una gruta.
  • Una vez abierta la puerta, se entrega la cubierta al tiempo y la naturaleza, no se trata de la construcción de una ruina. Es dejar la estructura, incluyéndola dentro de la nueva intervención, sosteniendo la memoria de lo que había como parte del nuevo espacio proyectado en la cima del edificio. Con el tiempo la cubierta se vera cada vez más invadida por la naturaleza, expandiéndose a través del elemento al resto de Lonja de propiedad Raíz, siempre controlada por componentes que protejan el interior. La cubierta toma cada vez más carácter de parque con el paso del tiempo.