UNA HISTORIA POR UN TINTO

  • Una Historia Por Un Tinto es una intervención espacial que tuvo lugar en el centro comercial GranSan en Bogotá en 2014 y que surge de la necesidad de evidenciar la memoria colectiva y popular de este contexto por medio de los intercambios de conocimiento tácito entre las personas.
     
    Funciona por medio de una máquina que recopila y comparte las historias relacionadas con los saberes de las familias, de las labores diarias del negocio, del territorio y las esperanzas para el futuro cercano de las personas que habitan y recorren este lugar.  A cambio, la máquina entrega un tinto, que es la bebida preferida de los visitantes del Madrugón, evento que sucede todos los miércoles y sábados del año de 3am a 11am.
  • Las personas que se acercaron a la máquina contaros sus historias a partir de frases detontantes que veían en la pantalla tales como:  
     
    -El Madrugón es un espacio para... , -El Madrugón me ha dejado..., -La vitrina ideal debe verse..., -El mejor jean debe tener..., -En el 2020 mis hijos serán..., -Este año quiero para mi familia..., -En 10 años mi negocio será..., -En 10 años voy a vender, -El mejor chiste que me sé es..., -San Victorino es..., -El GranSan es un espacio para..., -Cuéntenos un pecadito
     
    Después de esto capturaron su mejor imagen y recibieron un  tinto a cambio.
     
  • Todas las historias recopiladas fueron compartidas en grabaciones de audio días después con la comunidad en el mismo centro comercial y así mismo se realizó una publicación impresa llamada El Victorino que como función tuvo documentar esta experiencia y compartir esta memoria colectiva llena de saberes tácitos con la comunidad de vendedores, compradores y productores del GranSan y El Madrugón.
  • Imagen: Juan David Contreras / 2014
  • María Alejandra Sandoval, María Ordóñez y Lina Antolínez (2014)