Emotion Explosion

  • Existe una energía que surge de mi interior, una concentración de luz que vive dentro de mí, compuesta por muchas emociones que voy guardando con el tiempo, pero que en algún momento tengo que dejar salir. Todo es oscuro y hay completo silencio. Empieza a sonar la música y se sube el telón, se encienden los reflectores y es aquí cuando siento explotar.  Siento cómo ésta energía recorre mi cuerpo, cientos de partículas salen de mis brazos, de mis piernas, de mi sonrisa. Salen, de forma extraordinaria y veo ahí cómo mi alma empieza a apoderarse de mi cuerpo y del espacio. Todo lo que siento, lo que pienso, lo que sueño está ahí, en el escenario; mis ideas y emociones más profundas. Pronto, esas partículas se van esparciendo, el aire, la luz y la música las mueven mientras caen; empiezan a acercarse al público y veo cómo entran a formar parte de otras almas, cuando a pesar de ver todo a contra luz a causa de los reflectores, alcanzo a notar cómo se empiezan a dibujar sonrisas entre el público. Eso era lo que tanto anhelaba, llegar a tocar con el baile y con mi alma la de los demás.