• RE BEAT
  • Re-Beat está inspirado en los conceptos de la armonía musical, junto a la sincronía o repetición (siendo en este caso la memoria) y desarrollados en un modelo de jugabilidad. Se dispuso la idea de que un jugador o usuario que compitiera contra la máquina, en un juego donde debe agudizar su memoria y rapidez si quiere ganar.

    El juego a su vez es capaz de generar una interacción entre los usuarios debido a que se construye desde la idea de un “instrumento musical” cooperativo, es decir un instrumento que sirve gracias a la cooperación entre dos o más usuarios, gracias a esto es posible que se genere no solo una dinámica de juego sino que además se construye un aumento progresivo de la dificultad gracias al crecimiento progresivo de las secuencias musicales las cuales deben ser memorizadas, algo que favorece no solo la experiencia de juego sino que además lleva a un aprendizaje musical de forma indirecta.
  • Referentes

    Se toma como referencia formal un conjunto de pianos que no se basan en la idea de un piano tradicional, en este se toman algunos instrumentos que sin perder la esencia de la forma de un piano de cola se transforman en la geometría usada. Estos referentes se pueden enmarcar desde el Art Deco debido a sus formas geométricas hasta el estilo internacional moderno debido a sus formas curvas que cargan de movimiento algo tan pesado y estático como un piano. Es en esta búsqueda de referentes que se encuentran pianos que juegan con la idea de lo redondo, simbolizando que el principio y el final del piano se encuentran y forman una continuidad.

    Gracias a lo anterior, fue posible retomar este concepto de un piano redondo, en el caso de Re-Beat se hace para simbolizar la continuidad que existe entre las secuencias de los dos jugadores. Esta forma se complementa con la estética del Art Deco al hacer una estructura octagonal la cual mantiene la forma redonda y a su vez brinda una división entre las notas.​​​​​​​
  • Referentes de Juego

    Se tomó como inspiración la mecánica del juego “Simón Dice”, que se basa en la repetición de una serie, desde su comienzo esperando que el jugador se equivoque en algún punto. Este juego se caracteriza además por permitir que los jugadores a lo largo del juego experimenten un incremento de la dificultad debido a que deben memorizar las acciones realizadas por el y el otro jugador, la cual crece a medida que el juego avanza, lo cual facilita que alguno de los dos jugadores se equivoque más fácilmente dependiendo de su concentración y su propia capacidad de retener información.​​​​​​​
  • Universidad de los Andes
    Estudio 6: Interacción
    2018 - 1

    Alejandro Bocanegra 
    Juan Carlos Pedraza 
    Juan Nicolás Peña​​​​​​​