D.U. PROY. RENOVACIÓN URB. DUITAMA - ENFOQUE RESILIENTE

  • ENLACE CENTRO Y AV. LAS AMÉRIAS A PARTIR DE LA RESILIENCIA Y EL CIRCUITO HÍDRICO - PROYECTO DE RENOVACIÓN URBANA MUNICIPIO DE DUITAMA, BOYACÁ, COLOMBIA

    PROYECTO FINAL SEGUNDO SEMESTRE
    MAESTRÍA DISEÑO URBANO 
    Trabajo en conjunto con: Alejandro Medrano
    2017-2
  • En armonía con las estrategias del planteamiento general y teniendo en cuenta las condiciones topográficas e hidrológicas del municipio, resulta de interés el análisis detallado a los fenómenos que se suscitan en torno a la Quebrada la Ranchería, cuerpo de agua que en temporadas de invierno se desborda sobre la Avenida de las Américas y sus barrios vecinos. De acuerdo con el diagnostico, se identifica que la quebrada La Ranchería no se encuentra canalizada sino completamente obstruida por la Avenida de las Américas, así mismo los barrios contiguos corresponden a topografías bajas con accidentes de depresiones proclives a la inundación.
    Se aborda un polígono de 85,75 hectáreas que abarca el corredor de la Avenida de las Américas y la cuenca occidental de barrios con riesgo de inundación, a estos se anexan los polígonos contiguos a la plaza de mercado municipal y la estación del tren a manera de un enlace entre el centro histórico y el cerro de La Milagrosa. De esta forma se plantea un área de intervención integral que comprenda soluciones temporales para fluir y contener, como base de la nueva estructura hídrica del municipio y determinante de diseño de la renovación urbana del mismo, así se integran los elementos naturales de agua, montaña y los espacios consolidados del centro histórico y áreas comerciales y de vivienda a reactivar.
    MANZANAS
    Se plantean tres (3) tipologías estratégicas de manzana, que serán las que describirán la identidad de cada detonante de renovación urbana, dado que en estas se desarrollaran las soluciones más relevantes de las estrategias del ciclo hídrico. En la zona de inundación de la quebrada al Ranchería se proponen dos manzanas: una a manera de espacio cívico, que flanqueada en sus costados por edificaciones dotacionales y oficinas conforma una plaza dura que de acuerdo a su geometría y sección vertical, se adapta mediante niveles y anfiteatros a los temporales de lluvias permitiendo una circulación controlada de la quebrada, de modo que se puedan desarrollar actividades públicas alrededor de esta y en épocas de lluvias permite una inundación y contención controlada que transforma la imagen del ágora. La otra más relacionada a lo correspondiente al tema residencial, propone una tipología que pacifica la circulación del cuerpo hídrico y permite una inundación controlada, para este caso la disposición y oferta de equipamientos y edificaciones residenciales con usos mixtos en sus primeras plantas, conforman un espacio central recreativo permeable cruzado por el agua de la quebrada y que permite la contención de la misma, los circuitos peatonales describen los niveles previstos de inundación. De esta forma la función y paisaje se transforman y adaptan a las diferentes temporadas del año, mitigando los riesgos por las inundaciones. Finalmente, respecto a la acción de fluir se plantea en el centro una tipología de manzanas que contempla circuitos de aguas a manera de ejes compositivos del espacio público, que en época seca se presentaran como circuitos verdes arborizados y con parches y patrones de capas vegetales, que pueden adaptarse sin inconvenientes en la época de lluvias a un esquema de canales para la circulación de las aguas excedentes de las quebradas, de esta forma se garantiza la circulación controlada del líquido en la zona del centro histórico. Estas manzanas ofertan una configuración de preservación del patrimonio construido y un complemento de estas piezas mediante construcciones nuevas que se acoplan a los volúmenes.