Alpha Type: Rebeldía

  • “Rebelde sin causa”
    Todos, en algún punto de la vida, hemos experimentado la rebeldía. Este sentimiento no es más que la búsqueda de llevar la contraria o ir “contra la corriente”. Es un patrón y una constante que las personas experimenten rebeldía durante la preadolescencia y la adolescencia, y para mi esto no fue la excepción. Durante esta época de la vida los padres representan la autoridad y también los límites. Y aunque suene extraño, entre más le prohíban a uno hacer cosas, más ganas da de hacerlas. Recuerdo que a los 15 años comencé a ir a fiestas regularmente y como era de esperarse, mis papás me prohibian consumir licor y fumar cigarrillo, pues ellos sabían que participando de estos eventos, estaría expuesta. El factor tabú que tenían estas sustancias, hacía que para una niña adolescente, fueran atractivas estas prohibiciones. Además, mi mamá, en esa época, fumaba y yo sentía completamente injusto que me exigiera no fumar si ella lo hacía. Entonces, como adolescente rebelde, comencé a hacerlo con el pretexto de que si mi mamá lo hacía no podría exigirme que yo no lo hiciera. En mi caso, mis actos de rebeldía ni siquiera fueron intencionados a algo que yo quisiera, sino el placer venía de hacer algo que mis papás no quisieran que realizará. La rebeldía se comporta casi como un cigarrillo, empieza fuerte, firme y aparentemente duradero, pero poco a poco se va deteriorando y pierde su sentido. Todo esto pasa con el tiempo. Crecer, madurar y reflexionar sobre los actos también toma tiempo.

    Para el desarrollo de mi tipografía, utilizaré como elemento central los cigarrillos, pues además de ser un elemento que directamente se relaciona con la rebeldía adolescente, enmarca mi situación. El “desobedecer” las reglas del alfabeto será otro componente que le agregue valor al concepto, pues el rebelde no sigue reglas, no sigue órdenes ni patrones. Por consiguiente, aunque cada letra podrá relacionarse y verse como parte de un todo, tendrán componentes diferentes y no estará organizada de la “a” a la “z” como es comúnmente visto. Utilizaré diferentes elementos relacionados al cigarrillo para complementar y fortalecer el concepto. El humo, por ejemplo, oscuro y denso que produce el cigarrillo, simboliza “la poca visibilidad” del rebelde, que al estar cerrado y determinado en contradecir, no tiene en cuenta el panorama. Lo anterior está casi ligado a un sentimiento complementario de la rebeldía, la terquedad. Por otro lado, sabemos que la rebeldía no es constante, es un periodo de tiempo que culmina. Esta terminación del periodo se simboliza a partir de las cenizas que quedan del cigarrillo. Este será el recuerdo de la lucha contra la corriente.