UI Arquitectura del Paisaje -Análisis:¿Volver al Rito?

  • ¿Volver al Rito?
    Hace más de 2000 años, la cultura precolombina Muisca se ubicaba en los actuales departamentos de Cundinamarca y Boyacá. En lenguaje Chibcha, Boyacá significa “región de mantas”, para los muiscas, las mantas eran un objeto evocativo que les permitía contar sus ritos a través del tejido, era según Martha Fernández “un aporte a la memoria”. El origen del mundo según los muiscas se dio en el agua, cuando no existía nada, ni gente ni cosa alguna surgió Bachué de una laguna, en su brazo tenía un niño de tres años. Caminaron sobre el agua hasta la orilla. Eran Bachué y su hijo, venían a poblar la tierra. Cuando el niño creció y fue un hombre contrajo matrimonio con Bachué, tuvieron muchos hijos. Primero se instalaron en la sabana y después recorrieron todo el imperio Chibcha. Poblaron cada rincón con sus hijos. Ella enseñó a sus hijos a tejer, construir bohíos, amasar el barro, cultivar y trabajar los metales y cuando consideró que la tierra estaba lo suficientemente poblada, dispuso todo para volver a la laguna de Iguaque, se lanzó al agua, se convirtió en serpiente y desapareció. El agua se convirtió en algo sagrado, del agua surge la vida, los humanos y las divinidades, surge la historia.
    El 6 de agosto de 1538 se fundó Bogotá en una zona de abundante agua entre los ríos San Francisco y San Agustín. Otros de los mitos chibchas, cuentan cómo Bogotá fue en alguna época un gran lago que, gracias a la intervención de una divinidad, se desaguó y algunos rastros de ese lago quedaron dispersos por la sabana que ocupa la actual capital de Colombia. Imponiéndose a la forma chibcha de fundar ciudades siguiendo el territorio, Bogotá se instauró como una retícula ortogonal. En 1523, el emperador Don Carlos, de la ordenanza once dijo en un comunicado que el terreno en el que se debía fundar la ciudad no debía tener cerca ni lagunas ni pantanos en los que se criaran animales venenosos. Y es ahí, cuando se hace clara la abrupta diferencia entre la visión del agua chibcha y la española.
    El tiempo siguió y más adelante, a finales del siglo XIX, los ingenieros de la época publicaron en repetidas ocasiones, notas en las que se decía que el agua, era un factor que entorpecía el normal desarrollo de las vías férreas y la infraestructura de la sabana de Bogotá. La lucha por canalizar ríos y desecar humedales comenzó, hoy en día quedan solo 800 hectáreas de las 50.000 que había en el siglo diez y nueve. Hacia 1934, al entender la cantidad de suministros hídricos que necesitaba Bogotá siendo una ciudad en crecimiento, se inició la construcción del primer embalse, La Regadera, y, partir de este momento, a medida que se empezó a necesitar represar más agua se fueron construyendo más y más embalses. Detrás de la laguna de Guatavita, lugar en el que sucedieron muchos de los mitos muiscas, se construyó el embalse de Tominé al inundar el antiguo pueblo de Guatavita, para construir esta represa, fue necesario volver a fundar el pueblo y reubicar a toda la población, sin embargo, la inundación no logró borrar el carácter ritual que tenía el agua para los muiscas y en este sentido es necesario hacer la pregunta de sí, al volver a la concepción de agua como ritual podríamos hacer del paisaje urbano uno en el que el agua sea fundamental teniendo en cuenta que no es un recurso renovable, pero sí indispensable.


      




  •  
    Referencias Bibliográficas:
     
    Biblioteca Ramón De Zubiria Uniandesolombiano.
    Krickeberg, Walter. 1971. Mitos Y Leyendas De Los Aztecas, Incas, Mayas Y Muiscas. México: Fondo de Cultura Económica.Uniandes
    Martha Fernández S. 2013. “La Manta Muisca Como Objeto De Evocación.” Kepes 9(9):285–96. Uniandes
    Jaramillo Pacheco, L., & Therrien Johannesson, M. (2003). Los muiscas de santafé a través de las prácticas y el territorio: 1550-1650 (Doctoral dissertation, 2003). Uniandes.
    Otros:
    Instituto de Investigación de Recursos Biológicos. Alexander von Humboldt, Mito de Bachué http://www.humboldt.org.co/es/actualidad/item/216-mito-de-bachue-diosa-y-maestra-de-los-chibchas
    Biblioteca Luis Ángel Arango:
    Rojas Orozco, R. (2000). Humedales en la sabana de Bogotá. Bogotá: Alcaldía Mayor de Bogotá́.
    Ministerio del Medio Ambiente. (1996). Embalses y medio ambiente. España.
    Biblioteca Nacional:
    Plano Topográfico de Bogotá i parte de sus alrededores. Levantado por el coronel de ingenieros Agustín Codazzi y varios alumnos del Colegio Militar.
    Este plano se ha disminuido á 5/14 ó sea casi á 1/3 de las dimensiones del original, reducción hecha con el pantógrafo por Froilán Gómez.