• A L M A   D E   T I E R R A

  • O B J E T I V O   

    El siguiente proyecto, Alma de Tierra, nace del encuentro entre artesanía y diseño, de la cocreación y  colaboración entre artesano y diseñadores con el objetivo de generar una propuesta innovadora en términos de alfarería y cerámica. Es así como se plantea rescatar los saberes tradicionales y rurales para llevar su oficio a un lugar contemplativo y conceptual, pensado desde y hacia la artesanía. El punto de partida fue la experimentación y entendimiento del barro, con el cual se buscaba llevar a un lugar no convencional, permitiendo nutrir el saber ancestral y permitiendo a nosotros, como diseñadores urbanos, entender y comprender las profundas expresiones culturales de nuestra Colombia rural y nuestro campo boyacense.


    C O N C E P T O  

    Alma de Tierra nace del rescate, del sentirse orgulloso de nuestra historia y nuestro territorio, de las memorias de nuestros antepasados que se ven reflejadas en las manos que envuelven y definen nuestra cocina, siendo aquí cómo el fogón moldea para dar vida.
  • L A S   F A M I L I A S
  •  La colección propuesta consiste en una serie de trece piezas compuestas por cinco familias, donde cada una solo cobra sentido cuando están las manos involucradas; las cuales poco a poco se convierten en un solo ser con la pieza que toca y acoge en sus brazos.
  • Repelen Cualquier Toque de Amor
    Piezas duras y congeladas que sueltan una fuerte aura de tristeza y repelen cualquier toque de amor. Es por esto que para quien decida tocarlas debe tomarlas con delicadeza y paciencia para no lastimarse en el intento, pudiendo así contemplar su verdadera belleza.
  • Memorias Cálidas de la Niñez
    El tacto y su calor comienza a darle forma a la arcilla. El barro, endeble e inestable, se prepara para dejarse trabajar. Las piezas guardan una fuerte conexión con la tierra, que les permite llenarse de calor y poco a poco comienzan a cobrar vida.
  • Sutiles Actos de Amor
    El barro se convierte en objeto. Piezas que se transforman en ollas y que pueden contener suaves actos de amor. Recipientes que se mueven al ritmo del fuego para así poder llenarse de color y sabor.
  • El Alma Ahumada
    Piezas cálidas crean una invitación al tacto, y nos permiten interactuar con ellas para así, cobrar sentido cuando nuestras manos se involucran en el proceso. Chorotes que se mueven al ritmo de los latidos del corazón.
  • Agridulce Equilibrio del Amor
    Con paciencia y serenidad, el barro toma forma de piezas que se entrelazan con nuestro cuerpo. Grandes contenedores que permiten una mezcla única de sabores, dando paso a un punto de encuentro entre cocinero y utensilio, entre hombre y barro. Las piezas han encontrado su lugar, que se ubica justo en frente del latente corazón que habita en nuestro interior.
  • T R A B A J O   A R T E S A N A L 
  • Colombia está lleno de una riqueza artesanal infinita desarrollada en cada rincón del país. El trabajo con el artesano permite comprender situaciones desconocidas que reflejan la belleza oculta de la tradición Colombiana, saberes que a pesar de no ser del todo valorados, quedan, con el paso del tiempo, en la memoria de unos pocos que entienden y aprecian su esplendor.

    Como en el arte de cocinar, en la creación de la cerámica se requiere de las manos, el corazón y el calor del fuego para la transformación del barro. Manos,  como las de Rosa María Jeréz, que lleva dentro de su corazón la tradición alfarera de sus antepasados pero con el compromiso de retarse a sí misma experimentando diferentes formas, colores, texturas y acabados.
  • La creación con Rosa María nos permitió unir dos visiones, dos lenguajes y dos costumbres completamente diferentes gracias a la disposición del corazón y de la mente.  El diseño con la artesanía no se entendió como un encargo sino cómo la experiencia de sumergirse en el mundo del artesano y en la complejidad de la técnica que maneja. Lo anterior permitió desarrollar una colección de ollas basadas en la tradición de la cocina boyacense y de la misma técnica manejada por Rosa con diferentes toques y formas que le otorgan un nuevo significado a la experiencia de la persona que finalmente se relaciona con cada una de las piezas.
  • C O N C L U S I O N E S 
  • A fin de conocer más a fondo las labores artesanales y los oficios de nuestra Colombia rural, el proceso Alma de Tierra nos enseñó sobre la importancia de la cultura, identidad, pasado e historias que se tejieron en nuestro territorio. Alma de Tierra nos permitió entender el porqué de nuestra llama interior, para así poder generar nuevas propuestas sostenibles que vayan de la mano con la artesanía y los oficios populares, comprendiendo que nuestro futuro no se teje y ni se sazona, sin antes entender nuestro pasado.
  • Agradecimientos a los artesanos involucrados: Ezelino Cortes, Gregorio León y Humberto Sanchez. 

    María Camacho
    Daniel Felipe Cubillos
    Nina Grande
    Rosa María Jerez

    Universidad de los Andes
    2018