• C R E A C I Ó N   D E   P E R S O N A J E :   L I E B R E   L U N A R
  • Para la clase de taller digital, nos inspiramos en las criaturas que se encontraban en el bestiario de Jorge Luis Borges, El libro de los seres imaginarios para crear nuestro propio personaje. Yo decidí inspirarme en la historia de la Liebre Lunar para mi personaje. Para este ejercicio lo que entregamos fue un pdf interactivo hecho en indesign que muestra nuestro personaje.

    Crear este personaje ha sido uno de mis proyectos favoritos hasta el día de hoy. Lo más desafiante de este ejercicio fue crear un personaje que a través de su apariencia lograr comunicar una historia. La historia de Borges. Esto llevó a que yo tuviera que tener la narrativa que quería contar muy claramente antes de desarrollar el personaje. La narrativa en mi opinión si se ve claramente a través del personaje, es una Liebre Lunar que intriga. 


    Historia de Jorge Luis Borges:

    L A   L I E B R E   L U N A R 

    En las manchas lunares, los ingleses creen descifrar la forma de un hombre; dos o tres referencias al hombre de la luna, al man in the moon, hay en el Sueño de una Noche de Verano. Shakespeare menciona su haz de espinas o maleza de espinas; ya alguno de los versos finales del canto XX del Infierno habla de Caín y de las espinas. El comentario de Tommaso Casini recuerda a este propósito la fábula toscana en que el Señor dio a Caín la Luna por cárcel y lo condenó a cargar un haz de espinas hasta el fin de los tiempos. Otros, en la Luna, ven la sagrada familia, y así Lugones pudo escribir en su Lunario Sentimental: 

    Y está todo: la Virgen con el niño; al flanco, 
    San José (algunos tienen la buena fortuna 
    De ver su vara); y el buen burrito blanco 
    Trota que trota los campos de la Luna. 

    Los chinos, en cambio, hablan de la liebre lunar. El Buddha, en una de sus vidas anteriores, padeció hambre; para alimentarlo, una liebre se arrojó al fuego. El Buddha, como recompensa, envió su alma a la Luna. Ahí, bajo una acacia, la liebre tritura en un mortero mágico las drogas que integran el elixir de la inmortalidad. En el habla popular de ciertas regiones, esta liebre se llama el doctor, o liebre preciosa, o liebre de jade. De la liebre común se cree que vive hasta los mil años y que encanece al envejecer.